Hoodoo Noches: productos mágicos, artesanía y orgullo

Updated: Aug 21, 2018


A great Hoodoo oil has high quality ingredients.

La primera vez que abrí un paquete de mi proveedor de productos de Hoodoo, me quedé muy sorprendida por lo que encontré. Un mundo de posibilidades se abrió ante mis ojos mientras examinaba los aceites infundidos con hierbas, los diversos minerales e inciensos y las curiosidades que había ordenado. Fue entonces cuando me di cuenta de lo mucho que mi gabinete de suministros mágicos necesitaba y de lo mucho que todavía podía aprender. Me sentí feliz porque este descubrimiento me inspiró e hizo que me decidiera a sobre el Hoodoo como un oficio mágico.

Esto no es una promoción desvergonzada para anunciar los productos la Sra. Cat, ya que ni siquiera menciono su sitio web, por tres razones. La primera de ellas, sigo siendo su alumna y yo no estoy de ninguna manera o forma tratando de ganar "puntos" que cuenten para mi graduación, porque la misma solo se obtiene a través del trabajo serio y de entregar las tareas asignadas. La segunda razón es porque no estoy buscando promoverme al asociar mi nombre al de sus productos o con ella, y, la tercera razón, es porque cuando un lector de este blog quiere más información sobre un tema o cuando desea obtener una referencia siempre es bienvenido a enviarme un correo electrónico privado a omimelli@themysticcup.com. Yo con gusto comparto entonces los datos que me pidan. Este blog realmente no se trata de promover productos o servicios, nuestro propósito es compartir experiencias espirituales y descubrimientos a lo largo de nuestros respectivos viajes espirituales.


Al abrir una de las botellitas de aceite, la llamada "Visión Psíquica" mi primera reacción fue una de paz y luego de alegría. Esto fue seguido por una curiosidad extrema la cual se apoderó de mí. Yo quería saber más sobre cómo se creó la magia que recién había destapado. El llamado genio estaba fuera de la botella y yo quería llegar a conocerle.


Al instante me empecé a preguntar cómo sería en realidad el visitar la tienda de donde estos productos habían venido y el poder mirar a mis anchas los productos con toda la calma del mundo, igual que cuando visito las muchas botánicas que tenemos aquí en Puerto Rico.



Ciertamente, no tenemos escasez de proveedores de productos de mágicos o rituales. Las botánicas locales en su mayoría atienden a espiritistas, santeros y a miembros de la comunidad de Palo y no faltaba mencionar otros sistemas tales como 21 divisiones, que últimamente ha estado en una racha de crecimiento en Puerto Rico.


Sin embargo, cuando comencé a comparar en mi mente los aceites y "fragancias" encontradas en tiendas locales, estas palidecieron en comparación con los tesoros que acababa de recibir por correo. Por lo tanto, abrí la puerta de mi bien organizado gabinete de suministros mágicos y empezó a abrir gaveta por gaveta y a sacar docenas de pequeñas botellas cuadradas de aceites y fragancias... y de repente fue como si me quitaran un velo de los ojos. Estas botellas no eran más que un pálido reflejo de los sueños vendidos bajo los nombres tal como ¨7 Poderes¨, ¨ Madama¨, ¨Lluvia de Oro¨, ¨El Indio¨, pero ninguno de ellos tenía alguna "vida" a ellos, pero no fue como que yo creyera cuando los compré que la tenían. Los inferidos poderes supuestamente contenidos en las botellas eran inexistentes.


Estas ´aguas´ y ´aceites´ fueron producidos en masas, etiquetados y enviados desde Nueva York, California y Miami para ser vendidos a personas que no saben distinguir o que no quieren distinguir lo que es calidad de lo que no lo es, pero aun así, siguen comprando estas cosas porque forman parte de 'recetas espirituales' para este o aquel ´trabajito’ y para baños espirituales. ¡Pura basura!


Este fue un punto de inflexión para mí. Fue entonces cuando decidí que iba a aprender a hacer mis propias mezclas de aceites y fragancias y a preparar los materiales para mí uso. Yo quería hacer cosas de calidad con buenos ingredientes que en efecto infundieran energía y potencia para darle empuje a mis trabajos. ¡No más aguas con tintes rojos o amarillos, mezcladas con alcohol y perfumes genéricos!


Cuando se trata de magia, no hay dos personas que puedan crear exactamente el mismo producto incluso si siguen misma receta. En este caso tomemos como ejemplo fabricantes de aceite. Siempre hay un je ne sais quoi, un algo particular que cada Hoodoista aporta a su producto como ser humano singular y en ese producto se refleja su energía. ¡La singularidad del individuo en sí misma constituye magia!


La próxima vez que vaya a una botánica a comprar productos rituales, le invito a analizar cuidadosamente los productos que usted vea allí. Estoy segura que va a poder encontrar algunos productos que de hecho contengan las hierbas y los ingredientes indicados en su nombre o en su etiqueta, sin embargo, la mayoría de esos productos no son sino basura. Gaste su dinero como quiera, pero por lo menos, antes de comprar las cosas que estén en una lista que le haya podido dar su santero local o tal vez un espiritista, haga preguntas sobre el origen de los productos que está comprando y por qué están favorecen un perfume sobre otro para una obra. Cuando finalmente decida sobre su compra, tome cada botella o producto en sus manos y vea qué tipo de vibración siente. Si es posible, haga esto con tantos productos como pueda y tome nota mental sobre lo que va sintiendo o captando de esos productos.


He visto a tanta gente en las botánicas comprando más de cien dólares en botellas rellenas con aguas de colores que no son sino basura sin valor. He querido decir algo, pero la cortesía y mi respeto por su privacidad me impidió decirles lo que pienso de su compra. Además, yo entiendo que los dueños de las botánicas están tratando de ganarse la vida, pero para hacerlo, estoy segura que pueden investigar y obtener mejores productos y ofrecer a los consumidores una mejor selección de materiales para resolver sus problemas. Después de todo, la mayoría de la gente que visita una botánica va porque tienen un problema o asunto que quieren resolver y qué mejor manera de cultivar a clientes fieles que poniendo a su disponibilidad los productos y herramientas adecuados para hacer sus trabajitos.


Puede que el obtener las herramientas y materiales adecuados no sea barato, pero cuando veo lo que queda de mis compras en diversas botánicas veo una enorme pérdida de dinero y una gran falta de orgullo en el proceso artesanal de creación de productos mágicos. En comparación con los productos del Hoodoo que tengo, se nota una marcada diferencia. Por supuesto, la prueba está en la utilidad del producto, así que los puse a prueba. Incluso si están etiquetados como artículos hechos meramente como curiosidad, éstos lograron su cometido.



Había una desagradable persona que en particular que estaba haciendo la vida imposible y decidí que no valía realmente la pena martillar a esa criatura con la fuerza de los Npungos ya que sería excesiva. La santería tampoco era el recurso que quería utilizar para librarme de esta plaga. Prefiero reservar el trabajar con mis orishas para asuntos de auto-desarrollo y de progreso. Yo soy muy particular a la hora de presentar a mis orishas peticiones, aunque he visto otros santeros ir a ellos en un abrir y cerrar de ojos para casi cualquier cosa. No, algunas asuntos se resuelven mejor con un trabajito hecho dentro de los ´límites´ de una botella, o sea uno de las obras que los Hoodoistas gustan de usar y que está entre los trucos más viejos y conocidos.


Para este trabajito use como base un vinagre llamado ´Cuatro Ladrones´, un favorito del viejo Sur. No voy a decirles todo lo que fue a parar dentro de la botella, ya que esas cosas cambian de acuerdo a la obra y a la fuerza que se quiera aplicar y es diferente de caso en caso. Sin embargo yo sí puedo afirmar que después de poner en marcha el trabajo un viernes por la noche, ya para el lunes por la mañana tuve noticias gloriosas ... la fuente de mis dolores de cabeza se había ido de mi vida. Me sonreí con alegría al recibir tal noticia para comenzar mi semana. En silencio, le envié a la Sra. Cat una gran nota de agradecimiento en forma de una bendición y una oración y entonces proseguí con el curso normal de mi día laboral. ¿Podría haber obtenido el mismo resultado con mi arsenal de herramientas de Orisha o Palo? ¡Por supuesto! Los orishas y mis Npungos nunca me han defraudado. Pero, ¿por qué clavar un clavo con una aplanadora cuando se puede lograr lo mismo con el martillo correcto?

Piense en ello. Las herramientas adecuadas para el trabajo adecuado sin duda le ahorrarán tiempo, energía y dinero. La próxima vez que vaya a comprar un producto ´mágico´... elija sabiamente, haga preguntas y si no encuentra lo que busca, investigue y trate de aprender a hacer los materiales que pueda necesitar. Muchas veces la solución a muchos problemas radica en la más simple de las fórmulas e ingredientes, si se prepara con conocimiento y con un sentido de orgullo en la obra entonces todo queda mejor. Pero, sobre todo la solución a muchos problemas comienza con las preguntas correctas y al no tener miedo de ir contra el sistema comercial existente.


Esta aventura en el mundo del Hoodoo no termina aquí. Prepárate porque será un recorrido entretenido.


Omimelli

Oni Yemayá Achagbá




0 views

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com