© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com

La diferencia entre la inspiración y el delirio en la Santería y el Palo Mayombe


Si tu no me conoces, no me llames.

Esta va a ser un escrito corto y al punto. Esta semana vi varios ejemplos clásicos de personas que actuan basados en sus emociones; tanto en la Santería como en el Palo. No voy a los puntos en particular de cada caso para respetar la privacidad. A la gente le gusta asumir cosas. Sólo porque sienten una emoción fuerte piensan que deben actuar en base a dicha emoción porque la misma es acertada y correcta y hay que darla como una realidad. La gente loca en los manicomios también tienen sentimientos e ideas de igual intensidad, pero a esas les llamamos delirios. Un delirio es una idea falsa sobre lo que es real; mantenga esto presente según vaya leyendo.


Permítame señalar algunas cosas meritorias de ser consideradas.


El impulso y la inspiración

La Santería se convierte en tontería cuando las personas leen e imitan sin pensar. Es muy bonito tener una inspiración pero esto no implica que uno debe actuar de manera impulsiva y hacer lo que dicha inspiración le indica. No porque leyó en un libro que Eleguá representa energías fálicas implica que uno va a ir a comprar símbolos fálicos y juguetes sexuales y rodear a Eleguá con dichos implementos. Me parece que el cerebro no es un adorno y que hay que permitir que sea la cabeza la que lleve a cuerpo. Imagínese la verguenza mayor que representa el encontrarse usted con el orisha que abre los caminos rodeado por una serie de cosas desagradables. No es que soy púdica. Lo que pretendo es que la gente use la cabeza.


El Palo Mayombe se convierte en una amenaza a la libertad cuando la gente no respeta la ley. Una persona que a penas tiene un nivel elemental de entrenamiento decide obtener una kriyumba. Pues pasa que la persona tuvo un sueño y que en el mismo se le indicaba obtener una kriyumba y otros objectos y la persona se sintió con la licencia para ir a obtener una ilegalmente. Señores el robar tumbas está prohibido por la ley. Hay manera legales de obtener los materiales fundamentales sin arriesgar la libertad y la reputación de la comunidad. Lo que una persona hace en nombre del Palo Mayombe repercute sobre la comunidad en general.


No estoy poniéndole un freno a la inspiración, pero todas las inspiraciones tienen que ser validadas por medio de consultas o registros antes de ponerlas en práctica, digo más, estas inspiraciones deben tener un propósito y no ser solo caprichos. Antes de ponerse a inventar, consulte con sus mayores, para eso los tiene y si no los tiene, use la lógica. Sin licencia no se procede y punto. Y si se procede, aténgase a las consecuencias tanto sociales, materiales como espirituales.


Las emociones y la razón

Los sentimientos no confieren autoridad o licencia para romper o modificar reglas. Cuando el impulso y las emociones son las que dictaminan nuestro proceder, se dejan a un lado las virtudes para actuar de manera egoísta y en total abandono de la lógica. El resultado es la corrupcióon de las tradiciones y preceptos religiosos y la confución de los neófitos que se ponen a seguir a supuestos "mayores" que saben la diferencia entre su nariz y su rabo.


Las emociones son bonitas, pero el amar a los orishas y el ser devoto del Palo no es suficiente.


Es fundamental adherirse a la regla. El saber obedecer las reglas demuestra auto control, y el auto control a su vez es un elemento fundamental para el desarrollo del buen caracter. Si un camino religioso le aleja del desarrollo del buen caracter, viva convencido que hablando en blanco y negro, está usted orinando fuera del inodoro. La razón nos libera. Los seguidores de las religiones tradicionales africanas que se respetan a sí mismos y que respetan su relación con los mayores, comparten sus ideas y sus inspiraciones y aprenden a validarlas con sus mayores. Hay que saber discernir cuáles mensajes espirituales son válidos y cuales son simples caprichos infundados y saber cuándo hay que implementar mensajes que se nos revelan y son verificados. Todo en la vida tiene su tiempo. Nadie toma medicamentos para el cáncer estando sanos. Entonces, no tiene lógica poner en marcha inspiraciones cuando las situaciones no lo ameritan.


Algunas personas justifican sus acciones al adjudicarlas a inspiraciones de seres o guías espirituales y de inmediato las ponen en marcha porque se las comunicaron los espíritus. Es hora que despierte y vea lo que es vivir encaprichado. No porque uno recibe un mensaje del mundo de los espíritus significa que ese mensaje es lógico, inteligente o correcto. Los espíritus mienten, manipulan y crean situaciones difíciles porque les conviene. Cuando un espíritu crea problemas es porque le parece entretenido y porque quiere atención ya sea que pida una ofrenda de sangre o de lo que sea. En ocasiones se trata de un espíritu poco desarrollado, manipulador y aun los guías espirituales de mayor desarrollo pueden creaur situaciones para recibir atención y porque se nutren de las energías disruptivas y del caos que provocan.


El pertenecer al mundo espiritual no es equivalente de sabiduría automática; no porque los espíritus existan en otra dimeción son más elevados. Nuevamente, el tener a una persona de experiecia ayudándo a discernir mensajes es fundamental para mantener el camino libre de tropiezos y traer evolución a nuestra vida.


Omimelli, Oní Yemayá Achagbá