Yemayá y las albaceas de sus misterios


El idé es un símbolo de honor y el shékere se usa para llamar a Yemayá.

Este mes The Mystic Cup le dedica esta área a la exploración de las experiencias de aquellos que han hecho una promesa de por vida y se han entregado a aprender los misterios de Yemayá, el orisha de los océanos que personifica la maternidad en el panteón yoruba.

No hay dos caminos espirituales que sean iguales. Sin embargo, algunos están unidos por temas, experiencias y devociones similares. Bajo esa premisa, quiero compartirle mi experiencia de cómo fue que llegué a convertirme en una oní Yemayá. Mi historia es una de decenas de miles, y espero, que sea una de muchas a ser compartidas en The Mystic Cup.

Desde que tengo uso de memoria supe que pertenecía a ella. Mi primer recuerdo de una interacción con Yemayá la tengo en mi memoria como si fuera un plácido sueño. Recuerdo la cadencia de los tambores, el arrullo de sus canciones y de las energías en el cielo nocturno, el olor salado del océano y el constante embate de las olas contra la orilla. Una amistosa mujer puso un pedazo de dulce de coco en mi boca y me dijo, “cómete esto que Yemayá te ama y seguramente te va a bendecir si te comes algo de lo que a ella le encanta.” Recuerdo haber escuchado esto y recuerdo su rostro, oscuro y adornado con una gran sonrisa.

Yo tenía casi 7 años de edad cuando un día mi madre me llevó a visitar un santero renombrado puertorriqueño llamado María Remedios. Este santero tenía hecho Oshún y el le dijo a mi madre que yo era hija de Yemayá. Fue la segunda vez que escuché su nombre y el mismo resonó en mi cuerpo como si fuera yo un tambor en manos de un experto músico.

Me advirtieron que nunca nadara en la profundidad del océano, que siempre me quedara en lo llano y que, si tenía que ir al mar, que fueran mejor baños de arena en lugar de sambutirme en lo profundo. Ese fue un sabio consejo el cual no siempre acaté como debía. A los 18 años, me sacaron del mar por mi largo cabello marrón. Una corriente submarina me había aprisionado y jalado en una profundidad de solo 2 pies. De ese momento en adelante he tenido mucho cuidado con ese consejo y me mantengo muy alerta al estar cerca del mar.

Habrían de pasar más de una década para que mis pasos me llevaran a tocar en la puerta de un igbodu para pedir entrada a los misterios de Yemayá. Muchas cosas pasaron que me llevaron a ese momento, sin embargo, voy a dejar que mi historia se vaya desarrollando paralela a otras historias de hijos e hijas de Yemayá, quienes confío tenga el orgullo de compartir sus pasos y su historia como iniciados de la madre del mundo.

Les contaré más próximamente.

Nota de editora: Este artículo fue publicado en el 2011 en mi blog http://themysticcup.com

Omimelli

Oní Yemayá Ashagbá


Respuestas al artículo original publicado en junio 13 de 2010.


Gloria dice:

June 15, 2010 a las 2:35 am

Gracias por dedicarle a YEMAYA esta parte del blog, yo creo que desde que tengo uso de razon estaba ya mecida en sus brazos,lo lindo de mi santa madre fue la paciencia de su espera hoy de iyawo digo que si nasco otra vez quiero ser su hija,sin dejar de amar mis orishas,ella trasformo mi vida ,hoy digo que si mi madre biologica se hubiera sacado su angel de la guarda seria si hija,todo sus gustos eran consonos con YEMAYA y feliz de que mi hija y yo lo seamos TE AMO YEMAYA.


Alfredo Ramirez dice:

June 16, 2010 a las 11:23 pm

hola! a todos los mienbros de este bloq muy bueno el articulo sobre yemaya la dueña del mar bueno yo no estare en la religion de lleno por que no tengo santo pero si me gusta esta religion mi experiencia es que de pequeño una amiga de mi mama me bautizo en una playa con yemaya por ue ella es vidente y tiene conocimiento de la santeria no se si esto sea valido pero me siento hijo de yemaya y simpre la tengo en mi pensamiento y en mi corazon siempre me encomiendo a ella cuando salgo y le he pedido que me cuide mucho a mi ante todo tambien a mi familia y amistades bueno me despido mucho ache para todos los mienbros de este bloq espero que sigan sacando mas ariculos especiales sobre yemaya otra cosa muy bonito el idde de yemaya chaussss!!!


Gloria says:

June 17, 2010 at 5:09 pm

Hola hermanito,gracias por tu escrito,y sientas tan bonito por nuestra santa madre YEMAYA,se ella te guarda y escucha,recuerda esto es un proceso y quiera sigas encaminado a el,me siento muy feliz como hija de Yemaya LEER TU MENSAJE,muchas bendiciones y quedate atento veras muchos escritos que te van a facinar,un abrazo.


RAFAEL dice:

June 18, 2010 a las 3:34 am

deso que se me hacepte. me interesa los temas y me gustaria participar de hellos. soy amigo de la yabo y me interesa participar del tema


Gloria dice:

July 1, 2010 a las 4:27 pm

HOLA RAFAEL GRACIAS POR QUERER ENTRAR, YA SE TE HA DICHO Y ES FACIL,FELIZ QUE COMPARTAS CON ESTA GRAN FAMILIA,TE ESPERAMOS CON LOS BRAZOS ABIERTOS A QUE NOS VISITES,TAMBIEN ASI A LOS QUE TENGAN A BIEN APORTAR QUE SE SON MUCHOS,LA BENDICION IYAWO GLORIA


Omimelli dice:

June 19, 2010 a las 12:50 am

Hola Rafael, para participar no hace falta estar inscrito. Pero te explico como hacerlo, es bien fácil. Cuando entras a la página verás un área que dice Iniciar sesión, abajo de ese botón hay uno que dice Registro, haz click ahí. Entonces selecciona el nombre de usuario y pon tu correo electrónico y aprieta el botón de registro. Lo próximo será ir a tu email y ahi tienes un password que se te envía y con el nombre de usuario que seleccionaste y la contrasena enviada ya puedes entrar.

De ahí en adelante cada vez que vengas a poner un comentario la máquina no te preguntará tu nombre y el email.

Saludos!


Rosa dice:

June 22, 2010 a la 1:55 pm

Yo, soy hija de Yemaya desde que naci y hasta el dia de hoy. Corone ocha en el anno 1989, 7 de Septiembre, Dia de la Virgen de Regla. Ya en la segunda parte de este reportaje deje un testimonio de lo que es capaz esta Oricha de hacer, ahora les comento la primera parte…..Yo llegue a ella por enfermedad


ya que tenia un problema en los ovarios, donde despues de consultar con los medicos y de hacer tantos tratamientos, el medico le dijo a mi esposo, lo unico que me queda por hacer es ingresarla y estoy casi seguro que la van a vaciar y ella no tiene hijos….Tu crees en algo? y mi esposo le dijo que si, a lo que el le dijo llevala a algun lugar que la vean antes de que la vea el medico….asi fue, en menos de 2 meses estaba coronando Ocha. Lo que senti en ese proceso fue algo magico realmente….como se debe sentir una planta cuando esta seca y la riegan y comienza a revivir. Al salir del trono, era una mujer nueva, nada de lo que tenia estaba ya y si algo sentia era tan leve que era como si no existiera. Segui el consejo de mi Ita y al cumplir un anno de santo, fui al medico y saben que, hoy aun mis ovarios estan en su lugar, no tenia absolutamente nada y tengo mi hijo de 14 annos. Yemaya es una santa muy grande, yo tengo tantas pruebas de lo que ella es capaz que mi amor es incondicional. No me importa lo que diga nadie, cuando volteo la cara esta ahi y siempre me sorprende, nada en mi vida se realiza si ella no lo quiere, porque si alguna vez intente hacerlo, ella no me lo permitio, asi que siempre he tenido que consultar cada paso que he dado con ella, aun cosas que otras personas hacen sin meditar, ella no me deja hacerlo y yo se lo agradezco. Dicen que los hijos de Yemaya pasamos mucho trabajo, que cuando no tenemos un problema tenemos otro, no lo se, pero para mi, le debo mi vida por varias veces, 2 de ellas bien serias y ella ha dicho, no de que te quejas si hay otros hijos mios pasandola peor, levantate que no pasa nada”


y aqui estoy….Que nadie dude nunca de su grandeza, que nadie dude nunca de su amor por sus hijos, ni de la justeza de sus juicios…ella es amor infinito por sus hijos, palabra sagrada que no cae al piso y Santa entre las Santas….con mucho respeto y amor por los demas santos de nuestro Panteon…


Ashe, omo Yemaya Okute…..


Omimelli dice:

October 27, 2010 a las 8:34 pm

Hola Rosa,

Perdona que no haya respondido antes, pero hoy que lei tu respuesta me alegre de veras mucho de que hayas compartido este testimonio tan bonito sobre los poderes de Yemaya.

Somos una cosa al entrar a hacer kariosha, pero nunca sabemos quienes seremos al salir. Ha sido un proceso de redescubrimiento y de activacion espiritual muy intenso y muy satisfactorio para mi y veo que para ti tambien.

Maferefun Yemaya

Omimelli

Oni Yemaya Achagba


Betzaida dice:

October 27, 2010 a la 1:02 am

Estoy tan contenta y conmovida por todo lo que he leido, siento profundo amor y respecto, por la religion y luego por mi madre yemaya, que se que con su grandeza podre coronarme cuando este dispuesto por ella para mi. Mafarefun yemaya todos los dias.


Omimelli dice:

October 27, 2010 a las 8:35 pm

Betzaida,

Cuando llegue el momento, dejate llevar y recuerda que es un proceso de entrega total. Ya veras todas las bendiciones que resultan de ese gran paso.

Omimelli

Oni Yemaya Achagba


Shannon dice:

November 30, 2010 a las 5:14 pm

Bendecidos sean todos. Senti una profunda emocion al leer los relatos! Soy aleyo, y mi papa es Shango cosa q no me tomo por sorpresa; pero he tenido fascinacion por el mar y por Yemaya. Maferefun La Osha, Maferefun Yemaya!


Omimelli dice:

December 1, 2010 a las 5:51 am

Saludos Shannon,

Gracias por la visita. Me alegro que te haya conmovido esta página de mis vivencias. Los orishas hay que sentirlos así visceralmetne o como digo yo, con el estómago y el corazón.

Maferefún Yeye mi o Yemayá

Omimelli


IYAKERE dice:

December 21, 2010 a las 7:34 pm

MEFACINO EL TEMA CON ELRESPETO DELOSDEMAS HEMANOS PERO SOI HIJO DE YE YEMAYAMAYA IMEFACINO COMO FUE QUE LLEGO A INICIARCE MAFEREFUN :)


Omimelli dice:

December 22, 2010 a las 2:38 am

Iyakere,

He tenido una gran suerte de encontrar en el camino a personas que me han inspirado a aprender y sobre todo, a compartir.

Gracias por visitar.

Omimelli


Oni shango dice:

August 20, 2012 a las 6:57 am

Mi hija de 12 anos es un regalo de la gran madre. Soy santero, venezolano pero coronado en Cuba. Hace varios anos por un descuido de mi compañera, Sofia se adentro mas de la cuenta en el agua tumultuosa de Choroni, y de pronto sufrió la muerte por ahogo. De pronto, vio una larga tela de color azul que la envolvía y sintió que la arrastro hacia la orilla lanzandola. La historia es difícil de contar y creer, pero siempre suena con la Madre Yemaya, quien le lanza rayos y perlas que salen de sus manos. Maferefun nuestra madre todos los días.

Ashe.


Mergil dice:

November 13, 2014 a las 11:02 pm

Lágrimas de felicidad, mezclada con ternura y amor por los testimonios tan hermosos de mi amada madre! Gracias a la Osha y a mi Madre mi salud a mejorado enormemente y se que al coronar santo nacere de nuevo! En tan pocos meses me han pasado tantas cosas y he superado tantas pruebas y si en mi particular no terminamos de salir de un problema y más atrás viene otro pero eso fortalece y jamás te sientes sola! Pruebas de fé! Amo a mi madre y estoy orgullosa de ser su hija! Ahora que vivo cerca del mar siempre se hace presente, huele a mar, yo huelo a mar y al ir al mar disfruto contentar su grandeza y belleza, poco me baño y en la orilla porque sino me saca así este el mar tranquilo! Mi madre que me pario y mi yenya tienen tanto parecido que la ame rapidito! Ah mi hija todo se lo pide a ella! Maferefum Mi Yenya

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com