Cinco consideraciones a tener en mente al salir con un Olosha

Cuando conocí a mi exesposo, yo aún no me había iniciado en la Santería. Sin embargo, nuestra pasión por la religión se convirtió en un interés en común que nos ayudó a comenzar nuestra relación y eventualmente a criar a dos maravillosos hijos que hoy día son oloshas ejemplares. Tuve la gran fortuna de conocer al Tata Nkisi con quien estoy casada, y, por tanto, el tener la “conversación sobre los orishas” no ha sido un asunto escabroso.


El amor a primera vista y los oloshas

¿Pero, qué sucede cuando una de las personas en la pareja es un olosha y la otra persona no cree en los orishas?


El proceso de salir con alguien es uno de descubrimiento y en el caso de dos personas que no comparten la misma fe, el mismo puede ser aún más interesante, tanto con retos y como con oportunidades. No todo mundo tiene el don de explicar los datos básicos sobre los orishas y la vida con los orishas.

Vamos a ver como con gracia y delicadez se pueden abordar temas difíciles. Tome por ejemplo el tratar de explicar el tema del sacrificio de animales como parte integral de la vida con los orishas. Es suficientemente difícil explicar esto en general, pero la cosa se puede poner un poco más complicada si la persona que te interesa es vegana(o) o vegetariana(o).


Normalmente una manera de ilustrar una forma de vida apegada a la religión es invitar a la persona que te gusta y hasta a sus padres a ir a la iglesia juntos. Sin embargo, nosotros los Lukumí no vamos a servicios dominicales, por tanto, invitarles a que vean la congregación y de que se tratan los orishas no es exactamente algo que hacemos de domingo en domingo.


Wearing elekes while driving.

De igual manera hay en algún momento que explicarle a la persona de interés que en algún momento hay que vestirse de blanco de pies a cabeza y ponerse un montón de collares de cuentas coloridas lo cual hace que sea imposible el pasar inadvertido entre una multitud, o el tener que explicar que de vez en cuando es necesario participar en cosas donde un aleyo (no iniciado) no puede estar presente.


¿Cuáles son las cosas que una persona que no cree en la santería debe considerar a la hora de salir con un olosha o lo que se conoce más comúnmente como un santero(a)?


R E S P E T O. No hay palabra más dulce que el respeto cuando una pareja esta comenzando a salir, en medio del proceso de conocerse, o bien, cuando está por finalizar su relación. Si no compartes la misma fe, no seas proselitista, evita criticar o el tratar de persuadirle de que se aleje de sus creencias. Esto eventualmente traerá repercusiones negativas.


T O L E R A N C I A. La tolerancia refuerza el respeto. Es importante comprender que hay eventos en los cuales no serás admitido(a). También tienes que comprender que tu pareja va a tener que dedicar un día o más en ellos trabajando arduamente cuando le “levanten” (inviten) a iniciaciones. Es en esos eventos cuando no debes hostigar a tu pareja con llamadas en el móvil, ni con mensajes de texto, ni pidiéndole “conversaciones por video en vivo” si es que no has escuchado palabra de esa persona. Los eventos religiosos no deben incluir a personas que tengan un dispositivo de comunicación pegado a las manos.


C O R T E S Í A. Si eres invitada(o) a una ceremonia religiosa abierta al público has todo lo posible por informarte sobre el protocolo que debes observar, sobre qué clase de ropa es apropiada y sobre lo que de ser necesario tengas que traer. Si vas a ir a un batá recomiendo que leas este artículo sobre las reglas de conducta en dicho evento para que no pases una vergüenza o le hagas pasar un mal momento a tu pareja.


S E X O. Es importante que entiendas que el cuerpo de un olosha está lleno de ashé, que el mismo corre por sus venas y está presente en toda secreción corporal. El incorporar este ashé en tu propio cuerpo te acerca al orisha de tu pareja. Entiende que es posible que esto en su debido momento le dé a los orishas una razón o incentivo para reclamarte de una manera u otra.


H I G I E N E E S P I R I T U A L. Los santeros deben vivir buscando tener un balance de fuerzas en sus vidas, principalmente entre lo frio y lo caliente. Estas fuerzas se pueden manifestar de diversas maneras, pero principalmente los oloshas tratamos de llegar a este balance con un sistema regimentado de adimús (ofrendas), ebbós (obras), kaworí eledá (rogación de cabeza), ebbó misí (baños) y más. Todos estos pasos llevan a los oloshas a mantenerse tutu o frescos. Si tu vida es una desorganizada, llena de tumulto y, no incluye alguna clase de régimen espiritual, entonces esa falta de balance va a tener un impacto en los esfuerzos de tu pareja. De igual manera, un olosha que lleve una vida limpia puede ayudar a estabilizar a una pareja que así lo desee.


Permítame compartir una anécdota para enfatizar la importancia de la tolerancia y el respeto. Como madrina, he tenido el placer de tener que salir corriendo en medio de la noche para ayudar a uno de mis ahijados porque se le había montado un espíritu. La pareja de esta persona es devota al catolicismo. Para esa persona lo que estaba presenciando, la posesión de un espíritu era algo del diablo. En realidad, no era sino uno de sus guías espirituales tratando de aportar un mensaje crítico. El tener explicar lo que estaba pasando a la persona y el lidiar con un espíritu conversador a la misma vez fue una muy interesante experiencia. Afortunadamente, la pareja ha permanecido unida y han aprendido a tener un balance que les permite tener un exitoso matrimonio. Ellos están entre los pocos afortunados.

Por supuesto, hay mucho más a considerar al salir con un olosha, lo que he presentado acá es para iniciar la conversación y para señalar algunos aspectos fundamentales que ayuden a entablar una sana comunicación de pareja. Hay muchas otras consideraciones que tener en mente al abrir su vida a un olosha o a cualquier persona que practique una religión afro descendiente. Nuestras religiones tienen una percepción distinta del mundo material y del espiritual, al igual que de la interacción entre sus fuerzas creadoras y sus criaturas. Si a estas consideraciones básica añades elementos de edad, nacionalidad, diversidad cultural y de idioma, verás porque vale la pena analizar las cosas en detalle en lugar de lanzarse a ciegas en una relación con complejidades adicionales.


Buena suerte, el amor es cosa rara y vale la pena fomentarlo siempre, solo manten los ojos bien abiertos.


Omimelli

Oní Yemayá Achagbá

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com