La ética de crear discordia: no porque puedes crearla quiere decir que debes.


Ingredientes básicos para crear discordia.

Advertencia, hoy estoy con un humor algo travieso.

Sin embargo, quienes me conocen saben muy bien que, en general, soy una persona bastante sensata. Me enorgullece ser recta y muy comedida a la hora de hacer algún trabajo para corregir actitudes y situaciones. Intento utilizar el momentum de situaciones para dar impulso a mis trabajos, investigar cuidadosamente que ingredientes voy a usar y trato de tener bien en claro el procedimiento a usar y me organizo antes de empezar una obra. Los pasos de preparación incluyen buscar un equilibrio entre los impactos negativos y positivos que desencadenarán mis acciones. En general, trato de hacer las menos obras negativas posibles y de usar la gracia espiritual que se me ha dado para hacer el bien.


Sin embargo, hay gente que se me atraviesa en el camino de mala manera no una, ni dos sino en numerosas ocasiones. Esto no sucede a menudo, pero cuando pasa, no tengo reparos en balancear la escala, lo hago porque puedo.

En el espíritu de camaradería y de ayudarte a que mantengas tus habilidades bien afinadas, voy a compartir algo de mi arsenal. La obra es sencilla y, claro está, es por aquello de ayudar al universo y a restablecer balance.

Mi sentido de la ética dicta que solo voy a tomar este camino para reestablecer un balance luego de haber agotado toda otra avenida disponible, y créeme, tengo muchos recursos para corregir situaciones usando mínimo esfuerzo. Algunas personas son más rápidas al gatillo que yo. Espero que actúes con una mente fría y que evalúes si en realidad necesitas usar este truco o no. Queda en tus manos.


Trabajo para crear discordia


Ingredientes:


Salitre (le llaman Saltpeter in inglés), semillas de peonía, sal marina, pólvora, pimienta cayena y azufre.


Visualización:

Esta es una obra bastante simple de hacer. Todo lo que necesitas es colocar todos los ingredientes en un mortero y triturarlos hasta obtener un polvo fino. A medida que agrega cada uno de los ingredientes, visualice la discordia emergiendo como una niebla y llenando el espacio donde colocará este polvo. Si es una casa, entonces imagina el área llena de disgusto, malestar y en general, visualiza falta de paz y un fuerte deseo de discutir.

Si tiene la intención de utilizar esta obra en tu oficina, visualice a las personas de mal humor, de mal genio y poco amistosas encontrando razones para pelear por cualquier cosa por pequeña que sea.

Ten cuidado de NO dejar caer nada de este polvo en su propia casa. Si lo vas a utilizar en tu lugar de trabajo, debes saber que no estarás exento de su impacto, por lo tanto, usa tu lógica. ¿De verdad quieres poner esta obra en marcha en tu propio lugar de trabajo? Piénsalo bien. 

Buena suerte creando estragos. Recuerda, solo porque puedes, no siempre significa que debe hacerlo, pero dejo en tus manos considerar con calma la ética de crear discordia.


Omimelli

Oní Yemayá Achagbá

8 views

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com