La Naturaleza Habitual del Espiritismo

Updated: Sep 27


La Bóveda de Omimelli

Los espiritistas son en verdad criaturas de hábitos. Ilustraré por qué los hábitos y rituales son tan fundamentales para el espiritismo como lo son las prácticas de oración y meditación.


El escritor francés Antoine de Saint-Exupéry puede no haber sido espiritista, sin embargo, habló elocuentemente sobre la belleza de los hábitos y rituales en su libro El Principito. El zorro, uno de los personajes, quería ser domesticado por el principito para que pudieran ser amigos. El zorro le explicó al principito el papel y la importancia del ritual.


El Principito y el zorro

“Hubiera sido mejor volver a la misma hora”, dijo el zorro. “Si, por ejemplo, vienes a las cuatro de la tarde, entonces a las tres empezaré a ser feliz.


Me sentiré más y más feliz a medida que avanza la hora.


A las cuatro en punto, ya estaré preocupado y saltando. ¡Te mostraré lo feliz que soy!


Pero si vienes en cualquier momento, nunca sabré a qué hora mi corazón estará listo para saludarte. . .


Hay que observar los ritos adecuados. . . "


"¿Qué es un rito?" preguntó el principito.


“Esas también son acciones que se descuidan con demasiada frecuencia”, dijo el zorro.

"Son los que hacen que un día sea diferente a otros días, una hora a otras horas".

¿Qué podemos aprender de esta interacción? El zorro representa al mundo de los espíritus y los espiritistas ocupan el lugar del principito en su deseo de comunicarse con el mundo espiritual.


Profundicemos sobre en el tema.


El Espacio Ritual


En el caso de los espiritistas, la bóveda, una mesa con vasos de agua, velas y flores como mínimo, es el espacio ritual de oración y meditación. El espacio ritual no es nada sin una mentalidad ritual adecuada, de lo contrario, carece de preparación y devoción. La confluencia de esos elementos lleva a preparar el cuerpo, la mente y el alma para lo que sigue: oración y meditación enfocadas y con propósito.


Las bóvedas varían en tamaño y organización. Evolucionan con el tiempo a medida que un espiritista desarrolla la comunicación con su cuadro espiritual que es un conjunto de espíritus que trabaja con un individuo. Algunos espíritus pueden tener inclinaciones que quieren que se expresen en el espacio ritual común, ya que la bóveda no es solo un espacio ritual propio del espiritista, y, el espiritista por lo general acomodará esas preferencias. Un ejemplo puede ser qué tan llenos están los vasos de agua o qué tipo de colonias se utilizan.


Mis copas siempre están llenas hasta el borde

En mi caso, prefiero una fuente grande de agua en el medio donde hago limpiezas. La cruz de cristal representa la confluencia de los cuatro elementos y el eje de fuerzas que conectan nuestro mundo material con el mundo espiritual. Los vasos de agua siempre están llenos hasta el borde, una preferencia expresada en la comunicación espiritual. Hay flores cuando están disponibles, incienso y una variedad de perfumes y Agua Florida. El Agua Florida se modifica según una de varias recetas que me dio uno de mis guías espirituales.


El tener la más bonita de las bóvedas con vasos finos y flores frescas no hace al espiritista. Sin embargo, organizar el espacio ritual según las especificaciones y preferencias llevará al espiritista a lograr la mentalidad adecuada para realizar el trabajo. Los resultados son lo que distingue a un espiritista de un neófito. No habrán resultados si un espiritista no está dispuesto a sentarse por un buen rato, lograr la quietud mental, orar, meditar y ayudar a elevar los espíritus necesitados, así como a orar por otros que puedan necesitar ayuda y elevación.


¿Cómo logras una mentalidad ritual?


Mi sugerencia es esta: haz tu mejor esfuerzo para lograr una atención plena centrando toda tu energía en estar presente en el momento y entregarte de lleno a dicho esfuerzo. Prepara tu cuerpo para el ritual. Báñate, vístete con ropa limpia y asegúrate de tener tiempo ininterrumpido.


La mentalidad ritual se logra siguiendo una serie de acciones que permiten al espiritista colocar la mente, el cuerpo y el espíritu en el estado de ánimo adecuado para la labor espiritual:

  • Una oración de apertura, ya sea personal o de el libro de Oraciones Escogidas,

  • Encender una vela e incienso,

  • Limpiar el cuerpo en la bóveda con Agua Florida,

  • Invocar la presencia de guías espirituales protectores,

  • Cantar canciones a los espíritus

  • Establecer parámetros de comunicación.


Todos esos pasos conducirían a un estado mental meditativo. Esas son formas fundamentales de lograr una mentalidad ritual. Son pasos buenos y comprobados a seguir que desarrollan hábitos saludables.


El tiempo, la anticipación, los hábitos, todos son parte de la belleza de la preparación ritual. El Principito apunta a tener un tiempo fijo para conocer a alguien significativo. En el caso del espiritista, para encontrarse con espíritus. El zorro y el principito dialogan y llegan a un acuerdo.


“Hubiera sido mejor volver a la misma hora”, dijo el zorro. “Si, por ejemplo, vienes a las cuatro de la tarde, entonces a las tres empezaré a ser feliz.

Me sentiré más y más feliz a medida que avanza la hora.

Sin embargo, la mayoría de los espiritistas no pueden darse el lujo de una comunicación directa e instantánea con respuestas definidas del Mundo de los Espíritus.


¿Responden los espíritus a nuestra invitación de comunicación?


Destaquemos algo crucial. Cuando un espiritista traspasa el velo entre el mundo físico y el espiritual, la acción se lleva a cabo en su propio tiempo, bajo sus parámetros. Sin embargo, ¿qué pasa con el otro lado? ¿Es cortés y lógico suponer que los espíritus se la pasan esperando comunicarse para hacer lo que pida el espiritista?


Como espiritistas enviamos mensajes al mundo de los espíritus con nuestra voz, pensamientos e idealmente, con toda la fuerza de nuestro ser espiritual. Luego esperamos pacientemente. Sí, esperamos.


Estamos tocando a la puerta proverbial, sin embargo, eso no significa que el otro lado esté listo para responder de inmediato. Es elegante y apropiado dejar que los espíritus sepan cuál es la mejor manera de respondernos para que sean escuchados y comprendidos. Trabajaré en una publicación posterior para explorar los medios de comunicación espiritual.

Sin embargo, quiero dejarles algunas ideas. Consideren cuidadosamente qué es lo más beneficioso para prepararse para el ritual. Lleva un diario y toma nota de las cosas que funcionan para lograr la mentalidad adecuada para la labor espiritual. No dejes ningún detalle fuera. A veces, lo que parece insignificante puede ser la clave del éxito espiritual. Si notas que existen patrones o hábitos que te impiden desear dedicar tiempo y desarrollar tus talentos espirituales, toma nota de ellos y haz todo lo posible para evitarlos.


Los espiritistas son criaturas de hábitos, cultiva los buenos hábitos y los buenos espíritus seguramente se manifestarán en tu vida.


Deseándote luz y elevación,


Omimelli

Oní Yemayá Achagbá


Otros artículos relacionados al Espiritismo, algunos están solo en inglés por el momento: Spiritism 101, On Spiritual Hygene and Spiritism, Spiritism and Alchohol y Cómo probar a un guía espiritual.

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com